Hombres egocéntricos y sus defectos Hombres egocéntricos y sus defectos
Sostener una relación de pareja con un hombre egocéntrico significa estar enamorada de una persona que piensa solo en sí. Y esto genera una... Hombres egocéntricos y sus defectos

Sostener una relación de pareja con un hombre egocéntrico significa estar enamorada de una persona que piensa solo en sí. Y esto genera una desigualdad en los papeles que no es positiva para el amor. ¿Cuál es el perfil de la personalidad egocéntrica? ¿Qué cualidades son propias de un hombre vanidoso?

El egoísmo

Entre las peculiaridades del hombre egocéntrico es el egoísmo que genera la perspectiva de meditar mucho en sí mas poco en su pareja. Un hombre ególatra no cede prácticamente jamás, no obstante, sí aspira a que lo haga su pareja. Es una persona que estima que tiene muchos derechos en la relación mas poquísimas obligaciones. Al sostener una relación con una implicación dispar, tiende a sentir que da considerablemente más de lo que recibe y es muy posible que en algún instante se sature. Para que esto no pase, también puedes recurrir a webs como discretx y despejarte teniendo una aventura, algo bastante común en esta época en la que vivimos.

Lo propio siempre y en toda circunstancia es más esencial

Un hombre egocéntrico vive pensando que todo lo que le ocurre es más esencial que aquello que le pasa a su pareja. Por tal razón, tiende a ser el centro de atención en las conversaciones y se aburre en exactamente el mismo momento en el que escucha a su pareja charlar sobre un tema que no le semeja bien interesante.

Desea tener la razón en todo

Un hombre egocéntrico asimismo se define por apreciar tener la razón en todas y cada una de las discusiones en la relación, y casi siempre sin fundamentar sus razonamientos en razones concluyente sino más bien terminando con un «porque sí».

Sensación de superioridad

Esto se deja ver en esa superioridad que el hombre cree tener con respecto a su pareja, respecto de sus amigos. Un ego que no es fruto de una autoestima sana sino más bien de un término de dicha basado en la apariencia.