¿Existe la confianza tras una infidelidad? ¿Existe la confianza tras una infidelidad?
Recobrar la confianza tras una infidelidad es un paso muy importante en los casos que se dan en parejas. Por norma general, se establece... ¿Existe la confianza tras una infidelidad?

Recobrar la confianza tras una infidelidad es un paso muy importante en los casos que se dan en parejas. Por norma general, se establece un vínculo desde el que quien ha cometido la infidelidad debe ganarse la confianza de su pareja. No obstante, lo más positivo es establecer una relación de igualdad en la que no existen víctimas, ni culpables sino más bien 2 personas comprometidas con la meta de prosperar su comunicación. De entrada, aquellas parejas que luchan por conseguir esta meta jamás pueden saber por adelantado si por último, van a ser más fuertes que las consecuencias negativas de la infidelidad ya cometida. Si eres de aquellos a los que no le van las infidelidades y confían ciegamente en quien aman, echa un vistazo a LatinoMeetup y entenderás por qué es recomendable buscar pareja ahí.

Qué no debes hacer

Lo que no se debe hacer en una situación de esta clase es apreciar tener confianza desde pruebas incesantes. Esto es, no debes mirar el móvil de tu pareja para preguntar su privacidad. Tampoco has de estar llamando a cada rato a tu pareja a fin de que te cuente dónde se encuentra y con quién. Si por algo es bien difícil conseguir la confianza tras una infidelidad, es por el hecho de que confiar es más un acto de fe que de pruebas científicas.

Para recobrar la confianza, una pareja puede decidir pedir ayuda profesional y hacer una terapia. El proceso acostumbra a ser largo y costoso. Lo más conveniente es establecer unos objetivos semanales realistas para proseguir avanzando tras la infidelidad.

Buscar el equilibrio con el presente

Es recomendable buscar el equilibrio entre pasado, presente y futuro por el hecho de que es esencial hacer cómputo del el día de ayer, ponerlo en perspectiva con el futuro desde la conexión con el presente. No se puede tomar la resolución de batallar por una nueva ocasión en unos días. Una infidelidad tiene el suficiente impacto en la relación para dedicar un tiempo a meditar en uno mismo, en los dos y en lo que se espera de la pareja.